lunes, 18 de febrero de 2008

GTL-30





Ficha técnica
Referencia: GTL-30
Año de fabricación: 1971
Precio: 2.193 ptas.
Medidas: 237 x 89 cm.

“Scalextric lanza periódicamente los más interesantes modelos de coches que surgen en el apasionante mundo de las carreras, con la más completa gama de accesorios y recambios.”
El circuito que mejor representa la relación juguete realidad, es el Gran Turismo Le Mans 30. El departamento de marketing, desde siempre, se ha preocupado, a través de sus campañas, de transmitir la similitud entre las competiciones reales y de juguete. En este caso, el circuito evoca las míticas carreras de Gran Turismo de la época de los 70, que se realizaban en el espectacular circuito francés. Mundialmente conocido como la sede de la prueba reina de las carreras de resistencia, las 24 horas de Le Mans, que se celebra desde 1925, tiene la mayor recta de entre los circuitos de competición, donde los coches alcanzan más de 200 millas por hora.

Este set aparece en el mercado en el año 1971, equipado con dos Porsche 917 y un puente cambio de rasante, famoso en el circuito real por hacer volar a algunos de sus competidores.
Este circuito de Scalextric, que adopta la forma de un cero retorcido, dispone de un puente cambio de rasante y una recta con “chicane” realizada mediante dos curvas. Además se completa con dos controles de velocidad “alta sensibilidad”, transformador-rectificador de corriente, vallas de protección y peraltes.

La caja, fabricada en cartón duro, se presenta con una ilustración en la que aparecen, en la recta de bajada de Le Mans, un séquito de coches Gran Turismo. Encabezados por el Porsche 917 número 23, seguido de cerca por el Ferrari GT330 número 5 y otro Porsche 917. En el interior del set, los separadores de cartón naranja permiten almacenar todas las piezas en perfecto orden.

El conjunto se comercializa con dos Porsche 917, con la referencia C-46. Este modelo de coche se fabrica hasta el año 1982, sufriendo el cambio de referencia en el año 1972 a la número 4046. Durante estos años el coche se comercializa en los colores: blanco, rojo, azul claro y amarillo. En el año 1998, Tecnitoys dedica una serie Vintage de 4000 unidades del mismo modelo pero en color naranja.

Es de destacar su gran nivel de detalle, con la rueda de repuesto, los tirantes de la suspensión posterior, las luces posteriores y la entrada superior de aire.

“La fábrica Porsche, casi artesana en sus comienzos, empezó a participar y ganar pruebas deportivas en 1950. A lo largo de los años su prestigio internacional fue ascendiendo, hasta la cumbre de 1969 en que los Porsche 917 ganaron el Campeonato Mundial de marcas, como consecuencia de sus victorias en los 1.000 kms. de Monza, Spa, Nürburgring, Brands Hatch y Salzburgring” (Texto extraído de la propaganda de la época)
“Desde un principio se pondrían de manifiesto dos características que no lo abandonarían a lo largo de su trayectoria deportiva: una gran potencia, aceleración y velocidad a la vez que dificultades para conducirlo. Es así que en sus primeras presentaciones, fue conducido por pilotos de segunda línea del equipo oficial, ya que los pilotos "estrella" se negaban a participar con él, prefiriendo los reconocidamente eficientes 908.

Pero con el correr de las semanas los ingenieros de Porsche realizaron exhaustivos tests y muchas modificaciones en las suspensiones y carrocería, logrando de a poco convertir a la bestia indómita en algo más o menos manejable.” (Texto extraído de la web www.porsche917.com)

En la prueba del circuito de Scalextric descubrimos unos coches muy dóciles de conducir, algo que contrasta con los de verdad, con un punto de gravedad muy bajo. Los mandos de alta sensibilidad mejoran la respuesta de frenada así como la sensación de control sobre el coche. Estos aspectos le dan un mayor agarre en curva, que hace que todo el recorrido se pueda hacer a mayor velocidad. Por otro lado, el puente cambio de rasante es un accesorio muy decorativo y divertido que da más emoción a la carrera, aunque es un elemento que nos obliga a reducir la velocidad. El paso por este puente a demasiada velocidad hace volar el coche y perder la trayectoria de la guía con la correspondiente salida de pista. En global, el circuito reúne elementos de técnica y de velocidad idóneos para pasar un buen rato compitiendo.

6 comentarios:

Redoblante dijo...

En el día 6 de Enero de 1978, mi sorpresa fué enorme cuando los Reyes Magos me trajeron el Scalextric, un G.T.Lemans 30 que fue el principio de la historia. Yo iba a cumplir 6 años y ya entonces me causó una gran alegría (que todavía dura). Comentar que aún conservo todo, y por supuesto también la caja, y no comento a nivel de subasta ni nada de eso, pues eso tiene para mí un valor sentimental que está muy por encima de lo económico, lo comento porque en la foto que han aportado hay algunas cosas que no coinciden con la realidad:
En el bloque inferior, o sea, donde aparecen en la foto unos soportes elevación pista y los mandos, realmente iban 8 curvas standard, además este bloque iría situado justo arriba , desplazando hacia abajo los bloques de las barandas del cambio de rasante y de coches y transformador.
En el bloque de la derecha iban las tras 4 curvas standard y un calzo de cartón para compensar el largo del bloque, encima de las 4 curvas iban las dos rectas de 175 mm. (y las 6 vallas) y al lado los mandos A. S. con sus soportes y sujecciones de cartón amarillo.
Los soportes de elevación pista verdes que aparecen en la foto no son de ahí, aparte de que no se fabricaban aún. Este circuito se completaba con 10 placas super peralte, que tenían forma de polígono tipo romboide, con tres alturas posibles, que iban en una esquina junto a los coches atadas con una goma. Un saludo.

vibes dijo...

Yo también conservo uno, aunque hace años que no he abierto la caja, pero redoblante tiene razón, al menos en la versión que yo tengo. Los soportes de elevación tampoco las tengo. Lo que sí recuerdo, y estoy hablando de memoria, son unas vallas blancas de plástico que se ponian en las curvas, lo que ya no me acuerdo es si las compró mi hermano mayor un tiempo después o iban ya incluidas en el juego. Mis coches eran azul y amarillo.

roxercita dijo...

Mi padre lo compró en 1979 porque pensaba que yo iba a ser un niño, pero aún así hemos pegado unas cuantas vueltas, y aún funciona, el transformador ha muerto y los coches han sufrido alguna modificación en el chasis xD pero siguen funcionando...

ONDA dijo...

Bueno casi en visperas de los Reyes Magos ahí tengo todavía la caja un poco trotada pero me niego a desprenderme de ella.

Mi hijo ya tiene 8 años y le apetece probarlo pero no se si sera mejor comprar uno nuevo y dejar este para que me siga recordando a aquellos años.

Yo también me lo puse de Reyes aunque ya creo que estaba cercano a los 13 años.

Antes creo que conservabamos mas tiempo la niñez.

Gran blog.

Mosh dijo...

Vibes: Las vallas blancas ya estaban incluidas en la pista. Aún conservo la mía y las tiene, cuando jamás compré ningún accesorio adicional.

Unknown dijo...

Hola. Yo tengo este modelo de mi abuelo. lleva guardado en su caja prácticamente sin usar unos 30 años sino son mas. Si alguien estuviera interesado que contacte conmigo, vivo en Irun (quipuzcoa). Mi email es iratxe.franco87@gmail.com